• Inicio
  • armas licencias disposiciones etc

armas licencias disposiciones etc

Autorización de armas para viajes a través de Estados miembros de las CEE

    • La tenencia de un arma de fuego reglamentada durante un viaje por España de un residente de otro país miembro de la Comunidad Económica Europea solamente será permitida si el interesado ha obtenido a tal efecto autorización de la Dirección General de la Guardia Civil y de la autoridad competente del Estado de residencia, no siendo aplicable a este supuesto lo prevenido en el apartado anterior.
    • Las autorizaciones podrán concederse para uno o para varios viajes y para un plazo máximo de un año, renovable, y se harán constar en la Tarjeta Europea de Armas de Fuego, que el viajero deberá exhibir dentro de España ante todo requerimiento de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

  • La Tarjeta Europea de Armas de Fuego es un documento personal en el que figurarán las armas de fuego que lleve o utilice su titular. Se expedirá, previa solicitud del interesado, por la Dirección General de la Guardia Civil a los residentes en España que estén debidamente documentados para la tenencia y uso en territorio español de las armas de que se trate. La vigencia de la tarjeta será en todo caso de cinco años y será renovable mientras se mantenga la titularidad de las armas que ampare.

Disposiciones comunes sobre tenencia y uso de armas.

    •  Tanto las personas físicas como las jurídicas que posean armas de fuego sometidas a licencia están obligadas:
      •  A guardarlas en lugar seguro y a adoptar las medidas necesarias para evitar su pérdida, robo o sustracción.
      •  A presentar las armas a las autoridades gubernativas o a sus agentes, siempre que les requieran para ello.
      •  A declarar, inmediatamente, en la Intervención de Armas correspondiente, la pérdida, destrucción, robo o sustracción de las armas o de su documentación.

  •  Solamente se podrán llevar armas reglamentadas por las vías y lugares públicos urbanos, y desmontadas o dentro de sus cajas o fundas, durante el trayecto desde los lugares en que habitualmente están guardadas o depositadas hasta los lugares donde se realicen las actividades de utilización debidamente autorizadas.

Señales y marcas de las armas

  • Todas las armas de fuego tendrán las marcas de fábrica correspondientes, la numeración correlativa por tipo de armas y el punzonado reglamentario de un banco oficial de pruebas español o reconocido por España.
  • Los fabricantes de armas de fuego que tengan contratos con órganos del Estado numerarán independientemente los armazones objeto de los mismos, poniendo en cada arma, en vez de la numeración a que se refiere el apartado anterior, la contraseña propia del órgano a que vaya destinado. Estas contraseñas serán:
    • Para el Ejército de Tierra: E.T. y numeración correlativa.
    • Para la Armada: F.N. y numeración correlativa.
    •  Para el Ejército del Aire: E.A. y numeración correlativa.
    •  Para los Cuerpos comunes de las Fuerzas Armadas: M.D. y numeración correlativa.
    • Para la Guardia Civil: G.C. y numeración correlativa.
    • Para el Cuerpo Nacional de Policía: C.N.P. y numeración correlativa.
    • Para el Servicio de Vigilancia Aduanera: S.V.A. y numeración correlativa.
    • Para los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas: La letra de identificación correspondiente y numeración correlativa.

Armas prohibidas

    • Se prohíbe la fabricación, importación, circulación, publicidad, compraventa, tenencia y uso de las siguientes armas o de sus imitaciones:
      •  Las armas de fuego que sean resultado de modificar sustancialmente las características de fabricación u origen de otras armas, sin la reglamentaria autorización de modelo o prototipo.
      •  Las armas largas que contengan dispositivos especiales, en su culata o mecanismos, para alojar pistolas u otras armas.
      •  Las pistolas y revólveres que lleven adaptado un culatín.
      •  Las armas de fuego para alojar o alojadas en el interior de bastones u otros objetos.
      •  Las armas de fuego simuladas bajo apariencia de cualquier otro objeto.
      •  Los bastones-estoque, los puñales de cualquier clase y las navajas llamadas automáticas. Se considerarán puñales a estos efectos las armas blancas de hoja menor de 11 centímetros, de dos filos y puntiaguda.
      •  Las armas de fuego, de aire u otro gas comprimido, reales o simuladas, combinadas con armas blancas.
      •  Las defensas de alambre o plomo; los rompecabezas; las llaves de pugilato, con o sin púas; los tiragomas y cerbatanas perfeccionados; los munchacos y xiriquetes, así como cualesquiera otros instrumentos especialmente peligrosos para la integridad física de las personas.

  • Queda prohibida la publicidad, compraventa, tenencia y uso, salvo por funcionarios especialmente habilitados, y de acuerdo con lo que dispongan las respectivas normas reglamentarias de:
    • Las armas semiautomáticas de las categorías 2.2 y 3.2, cuya capacidad de carga sea superior a cinco cartuchos, incluido el alojado en la recámara, o cuya culata sea plegable o eliminable.
    •  Los sprays de defensa personal y todas aquellas armas que despidan gases o aerosoles, así como cualquier dispositivo que comprenda mecanismos capaces de proyectar sustancialmente estupefacientes, tóxicas o corrosivas. De lo dispuesto en el presente apartado se exceptúan los sprays de defensa personal que, en virtud de la correspondiente aprobación del Ministerio de Sanidad y Consumo, previo informe de la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos, se consideren permitidos, en cuyo caso podrán venderse en las armerías a personas que acrediten su mayoría de edad mediante la presentación del documento nacional de identidad, pasaporte, autorización o tarjeta de residencia.
    •  Las defensas eléctricas, de goma, tonfas o similares.
    •  Los silenciadores aplicables a armas de fuego.
    •  La cartuchería con balas perforantes, explosivas o incendiarias, así como los proyectiles correspondientes.
    •  Las municiones para pistolas y revólveres con proyectiles dum-dum o de punta hueca, así como los propios proyectiles.
    •  Las armas de fuego largas de cañones recortados.

Licencia y tarjetas de armas

 

Requisitos para la obtención de licencias de armas

  •  La solicitud de expedición de las licencias de armas (salvo en el caso de las licencias de los funcionarios del Ejército, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y del Servicio de Vigilancia Aduanera) habrá de presentarse en la Intervención de Armas de la Guardia Civil correspondiente al domicilio del interesado, acompañada de la siguiente documentación:
    • Certificado de antecedentes penales en vigor.
    • Fotocopia del documento nacional de identidad en vigor o, en su caso, de la tarjeta de autorización de residencia, que será cotejada con su original y devuelta al interesado.
    • Informe de las aptitudes psicofísicas.
  •  Las licencias se expedirán en los correspondientes impresos confeccionados por la Dirección General de la Guardia Civil.


 Licencia de armas A

  • Documentará las armas de las categorías 1, 2 y 3 de propiedad privada del personal de los Cuerpos específicos de los Ejércitos, de los Cuerpos de las Fuerzas Armadas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y del Servicio de Vigilancia Aduanera.
  •  A este personal, siempre que se encuentre en servicio activo o disponible, le será considerada como licencia A su tarjeta de identidad militar o carné profesional, y deberá estar provisto de una guía de pertenencia para cada arma que posea.
  •  Se extenderán en cartulina blanca y constarán de tres cuerpos, que se separarán, para entregar uno al interesado; otro, que se unirá a su expediente de armas, y otro, que se enviará a la Intervención Central de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, para su constancia en el Registro Central de Guías y de Licencias.
  •  Los Oficiales y Suboficiales de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de la Guardia Civil, en sus distintas categorías, así como los integrantes de las Escalas Superior, Ejecutiva y de Subinspección del Cuerpo Nacional de Policía equivalentes de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas, podrán poseer tres armas cortas, aparte de las que reciban como dotación reglamentaria para el ejercicio de sus funciones.
  •  Los Cabos y Guardias del Cuerpo de la Guardia Civil, los Cabos Primeros Especialistas Veteranos de la Armada, los integrantes de la Escala Básica del Cuerpo Nacional de Policía, los equivalentes de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas y el personal de los Cuerpos de Policía de las Corporaciones locales, así como los funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera, sólo podrán poseer un arma corta, aparte de las que reciban como dotación reglamentaria para el ejercicio de sus funciones.


Licencia de armas B

 

  • Autoriza la tenencia y uso de armas cortas a particulares. Solamente podrá ser expedida a quienes tengan necesidad de obtenerla, y será competente para concederla la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil (Guardia Civil).
  •  El Delegado o Subdelegado del Gobierno, a la vista de los datos y los antecedentes aportados, emitirá su informe que, junto a la preceptiva documentación, enviará a la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil (Guardia Civil).
  •  La Dirección General de la Guardia Civil, en el caso de que sea favorable el informe de la Delegación o Subdelegación del Gobierno, valorando objetivamente los antecedentes, hechos y criterios aportados, y previas las comprobaciones pertinentes, concederá la licencia o la denegará motivadamente, según las circunstancias de cada caso.
  • Tendrá tres años de validez, al cabo de los cuales, para poder usar las armas autorizadas con ellas, habrán de solicitarse nuevas licencias en la misma forma que las anteriores. Nadie podrá poseer más de una licencia B, y cada licencia no amparará más de un arma.


Licencia de armas C

El personal de los Cuerpos y Organismos legalmente considerados auxiliares para el mantenimiento de la seguridad pública y persecución de la criminalidad, así como los vigilantes de seguridad y personal legalmente asimilado, podrán solicitar de la Dirección General de la Guardia Civil licencia de armas C, con los requisitos y condiciones que se establecen a continuación:

  •  Las armas amparadas por estas licencias sólo podrán ser empleadas en los servicios de seguridad o funciones para los que fueran concedidas.
  •  Las licencias C podrán autorizar un arma de las categorías 1, 2.1, o 3.2.
  •  Nadie podrá poseer más de una licencia C.
  • Tendrá validez exclusivamente durante el tiempo de prestación del servicio de seguridad determinante de su concesión y carecerán de validez cuando sus titulares se encuentren fuera de servicio.


Licencia de armas D

 

  •  Quienes precisen armas de la categoría 2.2 (armas de fuego largas rayadas para caza mayor), deberán obtener previamente licencia D. Nadie podrá poseer más de una licencia D, que tendrá cinco años de validez y autorizará para llevar y usar hasta cinco armas de la categoría 2ª, 2.
  •  La competencia para concederla corresponde al Director general de la Guardia Civil, que podrá delegarla.
  •  La adquisición, tenencia y uso de las alzas o miras telescópicas o artificios adaptables a las armas de caza mayor para aumentar su eficacia, solamente se permitirán a las personas que acrediten poseer licencia D para armas de caza mayor ante los establecimientos de venta, los cuales deberán comunicarlo a la Intervención de Armas de la Guardia Civil.


 Licencia de armas E

 

  •  Las armas de las categorías 3, 7.2 y 7.3, precisarán una licencia E de armas, que autorizará para poseer, llevar y usar las armas de dichas categorías. Su número no excederá de seis escopetas o de seis armas largas rayadas para tiro deportivo, ni de doce armas en total.
  •  Nadie podrá poseer más de una licencia E, que tendrá cinco años de validez.
  • Será concedida por los Delegados o Subdelegados del Gobierno.


Licencia de armas F

 

  • Podrán solicitar licencia de armas F, especial para armas de concurso, los españoles y extranjeros residentes en España, que estén habilitados con arreglo a las normas deportivas para la práctica del tiro olímpico o de cualquiera otra modalidad deportiva debidamente legalizada que utilice armas de fuego.
  •  La licencia F será de tres clases, en correspondencia con las categorías del tirador:
    1.  La de primera clase podrá autorizar la tenencia y uso de hasta diez armas de concurso.
    2.  La de segunda clase podrá autorizar la tenencia y el uso de hasta seis armas de concurso.
    3.  La de tercera clase autorizará la tenencia y el uso de un arma corta o un arma larga de concurso, quedando excluidas las pistolas libres.
  •  La licencia autorizará la adquisición de un arma de concurso. La adquisición de cada una de las armas restantes requerirá la obtención previa de una autorización especial.
  •  Tendrá un plazo de validez de tres años, al cabo de los cuales, para poder tener y usar las armas correspondientes, habrán de solicitarse nuevas licencias en la misma forma que las anteriores.


 Tarjetas de armas.


Tarjeta de armas A

Los solicitantes de la tarjeta A deberán acreditar haber cumplido catorce años de edad, a cuyo efecto habrán de presentar documento nacional de identidad o documentos equivalentes en vigor. Solamente se podrán documentar seis armas de las comprendidas en la categoría 4.1 (carabinas y pistolas, de tiro semiautomático y de repetición, accionadas por aire u otro gas comprimido) con tarjetas A cuya validez será de cinco años.


Tarjeta de armas B

La tarjeta de armas B permite documentar en número ilimitado de armas incluidas en la categoría 4.2 (carabinas y pistolas accionadas por aire u otro gas comprimido, de un solo tiro) con tarjeta B, cuya validez será permanente.

Competencias: Las tarjetas de armas serán concedidas y retiradas, en su caso, por los Alcaldes de los municipios en que se encuentren avecindados o residiendo los solicitantes, previa consideración de la conducta y antecedentes de los mismos. Su validez quedará limitada a los respectivos términos municipales.

 

Cartuchos de fuego anular y fuego central

Se denomina cartucho a la carga de pólvora y munición, o de pólvora sola, correspondiente a cada tiro de un arma de fuego, envuelta en papel,lienzo o encerrada en un tubo metálico, el cual puede contener solamente la pólvora, o ésta junto con el proyectil, o finalmente, ambos elementos y además el cebo.

Existen fundados motivos para creer que el cartucho apareció por primera vez en España, donde lo empleo la artillería en al segunda mitad del siglo XVI, dándole el nombre de cachucho, probablemente a causa de llamarse así cada uno de los huecos que en la aljaba servían para contener las flechas.Ya Bernardino de Mendoza nos dice:“Los artilleros, hacen cachuchos ó sacos para cargar más fácilmente y apresurar las rociadas…”
Largo fue el recorrido y evolución del cartucho hasta llegar a como lo conocemos hoy en día. Claudio Minie,Edward C. Howard,Egess,Juan Nicolás Dreyse,Lefaucheux,Flobert, fueron,entre otros,sus principales artífices.

 

En la actualidad la mayoría de los cartuchos existentes se dividen en dos grupos principalmente, cartuchos de fuego central y de fuego anular.Centerfire y rimfire respectivamente ,según la denominación anglosajona.
Los primeros,los de fuego central, son los más usados en la actualidad. Están constituidos por una vaina de latón cuyo grosor aumenta en el culote. En el centro de la base del culote tienen una perforación donde se inserta el pistón que deflagará la pólvora y consecuentemente producira el disparo. Pero antes de nada,¿en que consiste el fulminante,pistón o iniciador?
El compuesto químico del fulminante, es una mezcla altamente explosiva y sensible a los choques, dicho compuesto al reaccionar produce oxigeno que a su vez ayuda a la combustión del propelente o pólvora que se encuentra en el casquillo.

Los pistones o fulminantes pueden ser de tes tipos,Berdan ,Boxer y Battery cup.

Pistones Tipo Berdan

El Berdan, diseñado por el Coronel Berdan del US Army en 1866, consiste en un recipiente simple con la formula de fulminante alojado en él. Este tipo de iniciador debe de ir montado sobre un casquillo que tenga una pieza central a manera de yunque.Este yunque ayuda a la aguja a percutir el mencionado fulminante. La llama pasa por dos pequeños orificios en el fondo del casquillo hasta alcanzar el propelente.

Tipo Boxer

El Boxer fue diseñado también por otro coronel de apellido Boxer, pero en este caso de la armada Inglesa, laRoyal Woolwich Arsenal .Aquí la formula también se encuentra en un recipiente pero en este caso el yunque ya está integrado en el mismo fulminante lo que simplifica mucho las cosas.Otra cosa que caracteriza también a este fulminante es que va montado sobre un casquillo con un solo orificio para encender la pólvora, obviamente es mas grande, aproximadamente 1.5 mm.Es el mas usado por los que nos dedicamos también a la “recarga”

Tipo Battery cup

El Tipo Battery cup, es una variante del boxer, la formula esta en un recipiente,introducido a su vez dentro de otro,una especie de bote, que tiene integrado el yunque y también integra el orificio de ignición (flash hole) y es por lo general mas grande y robusto, es mas común encontrarlos en los cartuchos de escopeta, por sus características especiales.
La munición de fuego central es muy sencilla de recargar ,especialmente si llevan fulminante tipo Boxer. La mayoría de munición comercial lleva fulminantes de tipo Boxer, mientras que la militar suele llevarlo de tipo Berdan.

Dado su proceso de fabricación, en la munición con pestaña ésta siempre es maciza. En las vainas con ranura, esta puede ser torneada. Las paredes de la vaina pueden ser más gruesas cerca del culote, donde están sometidas a mayor presión. Estas características no pueden darse en la munición de fuego anular, donde la pestaña es necesariamente hueca y toda la vaina debe ser más debil para permitir que la aguja percutora la deforme. Como principales inconvenientes, las vainas siempre son mas pesadas y caras de fabricar.

Vista interior y exterior de vainas de fuego central para iniciador “Berdan” y “Boxer”

Vamos ahora con los cartuchosde fuego anular.

Primero un poco de historia.En 1835, el armero francés Nicolás Flobert desarrolló el primer cartucho de fuego anular. Era de .22 pulgadas y se propulsaba únicamente con la fuerza del fulminante pues no contenía pólvora.Estaba pensado para tiro de salón, pero pronto fue adaptado para otros usos simplemente haciendo más grande la vaina y/o la bala y añadiendo pólvora al cartucho. Finalmente, la denominación de sistema FLOBERT permaneció sólo para los cartuchos sin pólvora.
Los cartuchos de fuego anular (rimfire) representaron un gran avance. Fueron realmente el primer tipo de cartucho metálico práctico, y desplazaron inmediatamente a las armas del sistema Lefaucheux (de espiga). Finalmente fueron desapareciendo del mercado militar ante el empuje de los cartuchos de fuego central, pero las variantes del pequeño .22 anular siguen siendo líderes entre las armas deportivas, favorecidas en muchos casos,por una legislación más permisiva con este tipo de armas (no es el caso de España).

Los cartuchos de fuego anular, contienen el fulminante en el interior del reborde del culote. El percutor del arma, en vez de golpear la cápsula del centro debe golpear cualquier punto de la periferia para producir la ignición. El cartucho en sí es más económico de fabricar, pues se construye íntegramente por estampado. Pero también tiene inconvenientes: el metal de la vaina debe ser más delgado o blando pues debe deformarse para comprimir el fulminante. Por esta razón, no admite cargas muy potentes. Y por lo mismo no son recargables, lo que suponía un grave inconveniente para cazadores y tramperos que pasaban largos periodos alejados de la civilización.



IV Corte de cartucho de fuego central (escondido) / V Corte de cartucho de fuego central (iniciador tipo Boxer) yunque solidario a la capsula / VI Corte de cartucho de fuego central (iniciador tipo Berdam) yunque solidario a la vaina.

Llegaron a construirse cartuchos de considerable calibre en este sistema: los primeros rifles de palanca Henry o Winchester del .44, Spencer del .56 y las armas largas reglamentarias de varios ejércitos como el .45 danés, 10.4 Vetterli suizo, el 12.17 sueco… En la actualidad sólo se encuentran calibres hasta 9 mm Flobert (sin pólvora) y muchas variantes del .22 (principalmente .22LR). Últimamente despunta el .17 Hornady Magnum, que consiste en una vaina del .22 Magnum abotellada para sostener una bala de .17 muy ligera y aerodinámica que consigue grandes velocidades y trayectoria excepcionalmente tensa.
Las “armas industriales” (quizás ya en desuso), para clavar grapas o clavos propulsados por un cartucho sin bala suelen ser de fuego anular. En otros países son relativamente populares las armas de salón en sistema Flobert e incluso armas que dispara perdigones propulsándolos con un pequeñísimo cartucho anular de fogueo.
Otro tipo, dotado también de un sistema muy peculiar de ignición, fueron los cartuchos de percusión central interior.Suelen ser de pistola y calibre .32 o .38. Estos sirvieron de transición entre los anulares y los centrales exteriores. A simple vista, por fuera, son idénticos a los de percusión anular, y para poder diferenciarlos tendremos que fijarnos en las estampaciones o marcas de fábrica que llevan en la base del culote; como norma general, la mayoría de las veces, los de fuego anular llevan la estampación en el centro, mientras que los de percusión central interior la llevan en la periferia.
Sin embargo, interiormente el sistema esta compuesto de un pistón fijado a la base interior del culote, mediante un alambre que encaja en el pliegue donde, en los cartuchos anulares, va la substancia fulminante.En la actualidad se encuentra en desuso.

 

Arma de retrocarga


Aquellas en las que la carga se realiza por la parte posterior del cañón, es decir, por la recamara, y consistiendo dicha carga en un cartucho que reune en un cuerpo unitario todos los elementos necesarios para producir el disparo. Las armas de retrocarga pueden ser (por orden cronológico):

De fuego de espiga o Lefaucheux

Pistola antigua de sistema lefaucheux, de dos cañones, gatillos retráctiles y retrocarga.

 De fuego anular o Flobert

Prueba de antigua pistola de salon Flobert 6mm de finales de 1800

 De fuego central o de percusión central

Deja un comentario