Oposiciones de Administrativos del Estado en 2020

La Administración del Estado continúa siendo fiel a su programa en cuanto a fechas y plazas ofertadas todos los años. Un ejemplo de ello es que el BOE del 17 de junio de 2019, publicó la convocatoria de Administrativo del Estado habiendo un total de 2.029 plazas disponibles.

En términos generales, 2019 ha sido un año exitoso en cuanto a sistema laboral, muchos han podido obtener una plaza al presentar sus Oposiciones de Administrativo del Estado de Editorial Cep y así conseguir estabilidad laboral. La demanda de empleo público crece y eso conlleva a que se reactiven las convocatorias.

Muchas ya están en marcha y el periodo de inscripción continúa abierto al público. Los diferentes Cuerpos del Estado como Sanidad, Justicia, Seguridad y hasta Correos están presentes. No obstante, hoy nos concentramos en uno en específico: El de Administrativos del Estado en 2020.

¿Cómo son los exámenes de Administrativo del Estado?

Tienen que hacerse dos exámenes en diferentes días. El examen número uno de Administrativo del Estado debe hacerse en la provincia que previamente fue seleccionado (provincia de examen). Se compone de dos partes que se hacen durante el mismo día y esto, por dos ejercicios a hacer en diferentes días.

EJERCICIO


UNO:
Está constituido por dos partes, una de teoría y otro de un caso práctico. El tiempo para solucionar el problema es de 90 minutos, las dos pruebas son indispensables y de carácter eliminatorio.

  • Primera parte: Es un cuestionario tipo test que se compone de 60 preguntas de todo el temario (y unas 3 de reserva). El puntaje máximo de la prueba es de 50 puntos y el mínimo para aprobar es de 25 puntos. No obstante, la Comisión Permanente de Selección determina
    (en función al nivel que posea el postulante y la plaza seleccionada), el puntaje directo y mínimo requerido para poder pasar a la siguiente parte.
  • Segunda parte: Se trata de un supuesto práctico de 20 preguntas tipo test (y unas 3 de reserva). Durante el examen se plantean algunos casos prácticos en el que debe escogiese uno nada más. Los prácticos se relacionan con las materias de los bloques II, III, IV y V del programa. Solo podrán corregirte si superaste previamente la nota de corte en la primera parte. El puntaje máximo es de 50 y con un mínimo de 25 puntos es posible aprobar. No obstante, del mismo modo que sucede con la primera parte, es la Comisión Permanente de Selección quien determinará (en función al nivel de cada aspirante y por la plaza ofertada), el puntaje directo y mínimo requerido para pasar.

Este examen debe ser completado en menos de 90 minutos.

Las preguntas respondidas de manera correcta, sumarán 1 punto, mientras que las incorrectas pasan a restar 0,33 puntos. En pocas palabras, si respondes mal 3 preguntas, se te quitará 1 punto.

EJERCICIO DOS: Se trata de una prueba ofimática (permitida únicamente para los que aprobaron previamente el primer examen).

Se centra en una prueba práctica a hacer en ordenador y tiene una duración de 30 minutos. Lo que se busca es evaluar el manejo de programas informáticos como Microsoft Word 2010 y Microsoft Excel 2010. El examen sólo puede presentarse en Madrid. El puntaje
máximo es de 50 puntos, por lo que Word y Excel tienen un peso del 50%. Se necesita un mínimo de 25 puntos para aprobar, claro que es la Comisión Permanente de Selección la encargada en determinar el nivel de cada aspirante a las plazas.

¿Cómo serán las oposiciones de Administrativos del Estado en 2020?

El Auxiliar Administrativo es una de esas profesiones que más demanda posee sin importar el ámbito en dónde se desarrolle la función. Es por esa razón que muchas personas quieren acceder a la convocatoria de las oposiciones y nuestro trabajo consiste en informar a las personas que quieren acceder a las convocatorias de 2020. Veamos a continuación los requisitos que deben cumplirse, como también el temario y lo que hay que aprender sobre las Oposiciones de Administrativos del Estado 2020. 

Aquellos que quieran participar en las oposiciones de 2020, es primordial conocer que, según lo aprobado en la Ley 48/2015, de 29 de octubre de Presupuestos Generales del Estado de 2020, existe una nueva convocatoria para las Administraciones.

Se conoce un total de 77 plazas para Auxiliar de Administrativos del Estado que corresponden a la Oferta de Empleo Público. En 2009 no se hacían este tipo de convocatorias, por lo que se traduce como 77 oportunidades para personas en búsqueda de estabilidad económica.

Es importante saber entonces qué requisitos se deben cumplir para poder presentarse a estas oposiciones, así como las pruebas y el temario.

 

Requisitos Auxiliar Administrativo 2020

En caso de que tengas el objetivo de presentar las oposiciones de Auxiliar Administrativo para la convocatoria de 2020, deberás tener presente estos requisitos:

  • Ser español/a o tener la nacionalidad en un Estado de la Unión Europea o perteneciente a un Estado en donde exista la libre circulación de trabajadores.
  • Haber cumplido 16 años de edad.

Requisitos para plazas de auxiliar administrativo

  1. Poseer un título de Educación Secundaria, FPI o el equivalente, como también estar en condición de conseguirlo en la fecha que se publicó la convocatoria.

Requisitos para las plazas de administrativo del Estado

  1. Poseer un título de bachillerato, formación profesional o equivalentes. Que no exista algún tipo de condena ni estar procesado o inculpado por algún delito, exceptuando a las personas condenadas pero que previamente consiguieron la rehabilitación o hayan recaído por un sobreseimiento.
  2. No puede estar inhabilitado para hacer prácticas en función al sector público. Que no se le haya apartado de los procesos disciplinarios de un cuerpo del Estado, de comunidades autónomas o administraciones locales. Tampoco debe ser suspendido para ejercer funciones públicas.
  3. No tener defectos físicos o enfermedades que incapaciten el desempeño de las funciones en el puesto a aspirar.

Estos requisitos deben ser demostrado en el instante que el plazo de presentación de solicitud haya acabado para mantener un control apropiado en el sistema.